lunes, 10 de mayo de 2010

Un no hacer divino

Te siento nosotros cuando juguetón me provocas
un tenue girar del abisal susurro de la vida
un ahogarse fino y tentador
una inclinación al dardo del movimiento
ante el triste orgullo de mi rostro apasionante.

El esplendor del visceral instante
en que pateo el cubo de basura de mi calle
y me cantas por detras, y me calmas con tu gesto
sin saber muy bien que encarnan mis ojos.

Me observas desenfadado ante ti
con ojo tierno, delgado gemido
como si no hubiera nada mejor que hacer que la vida.

No permitas que me olvide de ti
porque caminar contigo se me hace sospechosamente cuesta abajo
inquietantemente cómodo. Y posees tu los frenos
y el latigazo que vivifica de la lengua.

No cejas, buscas mi carne en liza cuando te excitas
y me reprochas, dulce y anhelando, que estoy muy "vestidita"
así consigues que olvide
que el viento tiene costumbre de pasar la hoja.

Me atrae sobremanera que no sepas de qué voy
si es que importara en algún modo
y en cambio, aquí me tienes, a tu lado,
insincera y vulnerable. En tu desconcierto inactivo,
permaneciendo quieta, ocultamente excitada, es mi forma de pedirte.

Hay algo mejor, entorno quizás, que actuar. Un no hacer divino.
                                                                                                     

12 comentarios:

dEsoRdeN dijo...

Genial! Gélidamente apasionado. Me ha encantado, de verdad...

Irene dijo...

Gracias in-sinceras, de verdad.
Besitos desordenados.

♥ Ana ♥ dijo...

Me gusta.
;)

Besos

santiago tena dijo...

el no hacer lleva más sabiduría que el hacer, muchas veces, más atractivo

yo estoy

un beso

Esteban dijo...

Pues si caminas cómoda con alguien cuídalo, un beso y buena semana

Mo dijo...

Precioso nena!!!

"...porque caminar contigo se me hace sospechosamente cuesta abajo..." ME HA ENCANTADO.


Besossssssssssssss

Sonia dijo...

Que dificil es encontrar a alguien que hago tu camino cuesta abajo... hay tantas cosas que se hacen sin hacer...
Besos sol.

Irene dijo...

Gracias ♥ Ana ♥
Besos

Irene dijo...

Santi, y además, en ocasiones... mas placentero. Tu de esto sabes un rato.
¿Estás? yo también!! aunque, bastante tienes tu con lo tuyo... ya he visto la correspondencia, ¿llamará el cartero siempre dos veces?
Un beso

Irene dijo...

Esteban, caminar y ya. No hay secretos ni fórmulas mágicas.
Gracias, buena semana también para ti.
Besos

Irene dijo...

Gracias Mo!! te has agenciado ya el chandal fucsia?? jaja. Besosssss

Irene dijo...

Sonia, querida, y tantas otras que se dicen sin decir, que se rozan sin tocar... sutileza, prudencia y pasión!! Aupa
Besos mil

Publicar un comentario