sábado, 17 de abril de 2010

LA TERCERA VIDA

“En la vida todos tenemos un secreto inconfesable, un arrepentimiento irreversible, un sueño inalcanzable y un amor inolvidable.” (Diego Marchi)

Leyendo la última entrada de una fabulosa bloguera vecina, encontraba entre las opiniones de los comentaristas la siguiente frase: Todos tenemos tres vidas: la pública, la privada y la secreta. Y yo creo que es bastante cierto que todos de una u otra manera creemos tenerlas o por lo menos bastante aproximado a la realidad. Y me ha hecho divagar hacia esa fascinante palabra “SECRETO”.

La palabra secreto deriva del latín secretus y significa “apartado, escondido, oculto”. Oye y porqué narices pasa que cuando lees estos tres sinónimos de secreto, percibes connotaciones negativas?, que digo yo, que es algo totalmente injusto, porque veréis, desde mi punto de vista, gozar de una vida secreta es señal de riqueza vital, ya te digo! tener la enorme fortuna de contar con un mundo interior inmenso.

Reivindico y padezco mi derecho a tener esa parcela privada y secreta, sólo mía, que sólo a mí me pertenece, y a la vez me pregunto hasta que punto es posible mantenerla en el mas absoluto de los secretos. Me explico, cuando decimos secreta, ¿qué estamos diciendo exactamente?, ¿que sólo nosotros la conocemos o que se la ocultamos a los mas cercanos? Porque vaya, que yo sepa todos somos seres sociales que interactuamos con nuestro entorno (usease, con otras personas y demás animales de compañía), que mola mucho la idea esa de No, es que yo tengo mi propio mundo interior, jódete lorito, tú lo que estás es como un puto cencerro que habita en el mundo de yupi, vamos que no me veo yo diciendo cuando me pregunten Oye, ¿qué has hecho este fin de semana?” “Pues nada, he estado interactuando conmigo misma, en mi vida secreta.

Pues eso, dudo yo de esa quimera flower power de vida secreta, como si pudiéramos tener una vida secreta en la que sólo participamos nosotros, o un mundo de un solo habitante. Vamos, que yo recuerde para lo mas básico que podamos pensar hace falta al menos una abeja y una flor, o en términos modernos un pendrive y una entrada usb. El que diga que sí, es porque tiene una vida secreta astral, es decir, o viaja en sueños (léase imaginación, fantasía, etc) o se refieren a momentos de soledad, abstracción, el no va más, una vida secreta mental. Pero una vida secreta de las de verdad, de las auténticas, ea, vivida en cuerpo y alma; de secreta nanai de la china, en todo caso “de pronóstico reservado” (a unos cuantos elegidos, claro), una realidad oculta.

Entonces, hablamos de otra cosa, ¿no? En plata. Hablamos de secreto para ocultar algo a personas que nos importan, sean padres, parejas, amigos o personas del entorno de trabajo. Y existe. Y no tiene por que ser insano. Abandonar parcialmente esa “vida oficial” y vivir esa otra vida paralela, en la que pareces otra persona, pero eres el mismo, porque forma parte de ti.
Hoy en día, es difícil guardar ciertos secretos. Podemos entrar en los e-mails o sms´s de nuestras parejas igual que antes se abrían las cartas con el vapor de la olla. Sin embargo, muchas veces convivimos con alguien sin saber lo que piensa, lo que desea, siendo todo un misterio esa otra vida secreta. Eso no es bueno ni malo, salvo que la pérdida de confianza, la incomunicación, el desamor, empiecen a asomar por las miradas, los gestos y los silencios de los protagonistas.

El secreto, que en ocasiones puede llegar a constituir una experiencia de relación entre las personas por ejemplo cuando confías un secreto íntimo al otro o viceversa, también a veces puede resultar una experiencia perturbadora si de repente te recorre un estremecimiento de asombro, si una extraña sensación de misterio te domina; ¿cómo este ser humano al que conozco tan bien y del que me siento más cerca que de nadie, está, sin embargo, tan radicalmente separado de mí?.

Puessssssssss, es fácil y muy simple:
Jamás dos personas podrán estar completamente abiertas la una a la otra.
Tampoco es aconsejable.



Eres dueño de tus silencios y esclavo de tus palabras

^-^

19 comentarios:

Sonia dijo...

Verdad... verdad... verdad. Niña, yo le llamo "Doblar turnos". Son secretos que a gritos escondemos. Me encanta. Besos mil.

Irene dijo...

"Doblar turnos": acertado nombre, máxime cuando vamos siempre con el el tiempo pillado con pinzas.
Un besazo Sonia

javi.fran dijo...

Como la vida misma, Magistral!

Kotinussa dijo...

Pues sí, vida pública, privada, secreta (aunque más que vida sea algo que está sólo en tu cabeza) y semi-secreta. Todo eso tengo y necesito cada una de esas parcelas.

Mo dijo...

Pues sí, yo creo que toooodo el mundo tiene una parcelita secreta, o unos secretos inconfesables...

Besosssssssssssssssss

Juan Carlos dijo...

Verdad. Estoy de acuerdo. Todos tenemos nuestro particular 007 en el interior. Todos tenemos el pensamiento que a nadie decimos. Todos tenemos el Deseo que no comentamos. Todos tenemos algo que ocultamos. Tenemos tre vidas? puede, la pública, como nos mostramos y como nos ven, la privada, como somos, nuestro entorno y relaciones, la Secreta.....nuestra mente, nosotros mismos, nuestros pensamientos y deseos inconfesables y nuestros sueños, aunque sean eróticos, todos valen....

Esteban dijo...

“En la vida todos tenemos un secreto inconfesable un arrepentimiento irreversible, un sueño inalcanzable y un amor inolvidable.”
Totalmente de acuerdo!!!!!
secreto inconfesable, no se puede contar, jiji

arrepentimiento irreversible, haber fumado, por ejemplo

sueño inalcanzable, haber sido futbolista

amor inolvidable, Maria Jose

Belucci dijo...

Irene, qué te voy a decir que tú no sepas Cuchifritina?
pues mucho!!!
De lo mejor, lo mejor.
Ya te lo he dicho en face,yo si tengo inconfesables, inadmisibles, insoportables, inolvidables, irreversibles, insoportables...
Insoportables dos veces...
Sabes que rara vez estoy en desacuerdo contigo, pues en esta ocasión:
Letra a letra lo comparto todo, como diría Soberas, eres buenas, muy buena cariño.
Sigue así y publica un libro!!!!

Irene dijo...

Gracias a todos por vuestras opiniones y comentarios!!
No siempre es fácil mantener el blog vivo, y ya sabéis, un comentario, una crítica, una opinión, es el suero de cualquier bloguero.
Besos.

Elena dijo...

Me ha aconsejado leerte una amiga común...me ha encantado..tan real, siempre teniendo los pies en la tierra, necesidad de sentirnos protagonistas y únicos en algo, oxigena la vida rutinaria, que a pesar de serlo también es tan necesaria..besos Irene

V.M. dijo...

Hay una música que dice: "Cada uno sabe el dolor y la delicia de ser como es". Y allí se esconden nuestros secretos más sinceros...

Irene dijo...

Besos Elena y bienvenida!
V.M. qué música es? me encantaría que la compartieras... Besos

hombresymujeres dijo...

No, no... Si el problema no reside en tener un secreto.

El problema está en el motivo de tener ciertos secretos...

Cuídate

Sandra dijo...

Esa vida secreta q le dicen, ni interactuar ni leches, hay q llevarla a la practica si no no sirve pa ná. Ya sabes como me las gasto yo en este aspecto.

Respecto a los secretos, todos tenemos, o eso creo, yo los tengo, secreto mio solo no, porque lo sabe mucha gente a mi alrededor, pero supongo q es un secreto que no saben aquellos mas cercanos o que se sorprenderian si lo conocieran.

De verdad te digo q a veces creo q llevo una doble vida :P

Besos guapis.

Irene dijo...

H, pues ... vale... soltar eso y quedarse tan ancho viene a ser lo que un huevo sin frito. Besos canalla!

Sandra, como te decía en tu post, te comprendo muyyyyyy biennnnnnnn. Un besazo.

dEsoRdeN dijo...

Estoy de acuerdo: los secretos son tan necesarios como inevitables. Y los hay individuales, y otros que necesitan de complicidades. A mi las complicidades son una de las cosas que más me atrae de esta vida...

Ana dijo...

La verdad es que no puedo estar más de acuerdo con lo que escribes. Chapeau.

Un besazo guapísima.

♥ Ana ♥ dijo...

Yo si no tengo secretos me muero. Son cosas sin importancia pero son mis cosas, que sólo las sé yo y me parece imprescindible para mi existencia. No soy capaz de abrirme de par en par, no por miedo, sino por propia necesidad.

Besos

Joaquin Pastor. dijo...

Hola Irene, ya tenia yo ganas de ver (es un decir) tu blog.
En lineas generales de acuerdo con la frase de Diego Marchi; siempre y en cuanto; no se tome su frase literalmente y si con sus matizaciones.
Respecto al tema que planteas, para mi, es saludable en las relaciones mantener parcelas privadas que yo describiria, mas bien, como temas, situaciones,sensaciones, sentimientos, ert que no deseas compartir con fulano ó mengano. Lo cual, no implica que pasado el tiempo y por las causas cuales fuesen, cambias de idea y tienes la necesidad de expresar lo que antes querias mantener para ti.
Un abrazo, voy a leerte tus restantes publicaciones.

Publicar un comentario