martes, 16 de marzo de 2010

Recuerda: polvo que no eches hoy...

... se lo comerán los gusanos.

¿Cómo reaccionarías si te encontraras una esquela funeraria con tu nombre y apellidos en un periódico o colgada en algún sitio público? Usssss, quita, quita!! qué repelús!!

Parece una broma mas que pesada, tétrica de narices!!, pero resulta que en la red de redes, usease, en Internet existen páginas que permiten construirlas siguiendo un formulario, estasmuerto.com, y enviarlas.

Iba a escribir sobre algunas "herencias masculinas", pero lo dejo para el próximo post, que el anterior fué denso.

He realizado una mini-encuesta, vamos que ni encuesta ni nada, le he preguntado a unos cuantos ¿a quien se la mandarías? Y el 89,99% de las respuestas coincidían en un destinatario: LOS BANCOS, el resto eran alrededores de los susodichos, así que una vez metidos todos en la coctelera este es el resultado:



Doña Burbuja Inmobiliaria

Fallecida el Lunes 31 de Diciembre de 2007 en Madrid provincia de Madrid
Tras haber explotado producto de un exceso de inflado de los precios de los bienes inmuebles, durante más de una década.
Tus seres queridos, pepito, pasapiseros, constructores, promotores, bancos, ayuntamientos, partidos políticos, corruptos, inversores y demás estafadores: rezamos por tu alma.

D.E.P.


Y saliendo de la fiction y entrando en la realidad, ésta si que es de verdad y fué publicada. Original, curiosa y hasta cariñosa:

Reza así:

A los creyentes se ruega una oración por su alma, a los no creyentes un brindis en su memoria. Desde muy joven tuvo ideas innovadoras. Favoreció a muchos proporcionándoles trabajo y ayudando cuando pudo, los bien nacidos se lo agradecerán. Hizo feliz a mucha gente hasta que la vida lo venció, cosa que puede ocurrirle a cualquiera. Sus amigos del alma “chumbalakas” y afines, así como demás seres que lo querían, le enviamos un último mensaje.

Manolo, no nos esperes levantado, ya iremos llegando... tú a tu aire.


Bien podría ser la mía, sobre todo por lo de "dar trabajo", literal y también en todo el término de la acción (a veces no me soporto ni yo...!) y a mis amigos les pega bastante el tono socarrón del relato, vamos que parece escrita por La Flamenca.
Ea, pero no vayáis calentando los cartuchos todavía, que aun tengo mucho trabajo para repartir...


"El muerto vivo" del gran PERET al estilo Tarantino - Pulp Fiction
(extraña mezcla, pero divertida)

Y aquí, el de verdad, el mejor, el auténtico:

Agradecimientos: A Jose por el título y a Raquel por el recorte de prensa.


13 comentarios:

Tale into the water dijo...

Muy bueno :D
Te sigo!

Ana dijo...

Pues me gusta la esquela, muy original y sincera.
Nada, como las que solemos ver, en que toda la familia aparece muerta de dolor....y la mayoría no podía ni ver al muerto.

Bsitos

Sonia dijo...

... ejjejejeje... que narices... cuando me muera que sigan mi ejemplo... fiesta, siempre fiesta.. Lo dicho... ERES ÚNICA!!!!

Mo dijo...

Uff nena vaya yuyazo lo de las esquelas. Yo sería incapaz de hacerme una esquela estando viva, vaya ni pa mandarsela a los bancos, eh!!!.

Por cierto... la mezcla de pulp fiction con la música de peret.. genial!!!


Besossss

dEsoRdeN dijo...

Ja, ja, ja, ja!!! Impagable versión de Tarantino!!! Tú me quieres tocar la fibra, con tanta rumbita, ¿verdad? ;P

PD: Cómo me pone Uma en este peliculón! Uf!

Irene dijo...

Tale into the water,
a que sí? Gracias!

Ana,
desde luego! al menos han personalizado, y han escrito sobre el protagonista del evento... y no han cogido el texto stándar.

Sonia,
ea, pues ya sabes, como desgraciadamente eso es una enfermedad de nacimiento que traemos todos, e inevitablemente va a ocurrir, tenemos la oportunidad de dejarlo diseñado a nuestro gusto, igual que el epitafio, tipo Sabina "no estoy deacuerdo" o tipo Groucho Marx "perdonen que no me levante", jaja. Gracias guapa!

Mo,
la madre que los parió! larga vida a los bancos!!

dEsoRdeN,
mira por donde, no te hacía yo de rumbita...
mordiskos varios

Un beso a todos,
gracias por vuestros comentarios!!

Bárbara dijo...

ESo de inventarse las esquelas para vivos... como que no mola nada.
Ahora la esquela de Manolo es genial, lo de ya iremos llegando... tu a tu aire... es buenisimo.
Un besazo, guapa
PD: que tu repartes trabajo???? :O uys uys como esta la cosa, debes estar que se te rifan no?

Irene dijo...

Bárbara,
búscame en facebook. A la derecha está el enlace.
Si, verdaderos dramas veo cada día, la cosa está muy malita...
Un abrazo!

Esteban dijo...

Pues a mi no me gustaría ver una esquela e esta con mi nombre!!!
Un beso

Kotinussa dijo...

Tuve un compañero del instituto, profesor de dibujo, que coleccionaba esquelas raras. Todos los días le echaba un vistazo a varios periódicos, y cuando encontraba alguna curiosa la fotocopiaba. Tenía ya una colección bastante abundante.

Es una lástima que le haya perdido la pista a este chico. De otra forma le hubiera pedido alguno de sus ejemplares para aportarlo a este post.

Aliena76 dijo...

A mí la esquela de Manolo me encantó y me emocionó un poquito, seguro que era un tipo cojonudo y sus amigos tambien :) mola la frase final :)

Irene dijo...

Esteban,
lo normal es que ya no la veas... porque lo contrario, digan lo que digan, NO ES NORMAL!!

Kotinussa
Existen opiniones que consideran que la afición por el coleccionismo es un síndrome de Diógenes, pero controlado. La verdad es que yo no colecciono nada, pero puestos, no me daría por algo tan "siniestro". No sé, para gustos los colores. Aunque si le dedicaba tiempo, seguro que contaba con unos cuantos ejemplares sin desperdicio... ojalá lo último que se publicara sobre cada uno de nosotros fuera, al menos, personalizado... ¿tu coleccionas algo?. Por cierto ¿cómo acabó el asunto de las enfermeras holandesas? Mis conocidos se siguen negando rotundamente a esa afirmación....

Aliena
es fantástica, si, y como digo a Koti, ojalá desaparecieran los convencionalismos y las esquelas standar´s, que para eso serán "nuestras últimas palabras" no?

Un beso y gracias a todos por vuestros comentarios.

Joaquin Pastor. dijo...

¡Ay, Peret! que buenas juergas hasta las seis de la mañana,en aquellos tiempos.

Publicar un comentario